Acerca de las variantes del virus que causa el COVID-19

Los virus cambian constantemente a través de la mutación, y se espera que aparezcan nuevas variantes del virus con el paso del tiempo.

A veces, emergen nuevas variantes y luego desaparecen. En otras ocasiones, emergen nuevas variantes y persisten.

Seguimiento de datos COVID en su comunidad (en inglés)

Lo que sabemos

Los virus cambian constantemente a través de la mutación, y nuevas variantes del virus aparecen. A veces las nuevas variantes surgen y desaparecen. Otras veces, las nuevas variantes persisten. Multiple variantes del virus que causan COVID-19 han sido documentadas en los Estados Unidos y globalmente durante esta pandemia.

Variantes en los Estados Unidos:

  • B.1.1.7 (Alpha): Esta variante fué detectada en los Estados Unidos en diciembre 2020. Fué inicialmente detectada en el Reino Unido.
  • B.1.351 (Beta): Esta variante fué inicialmente detectada en los Estados Unidos a finales de enero 2021. Fué inicialmente detectada en Sudáfrica en diciembre 2020.
  • P.1 (Gamma): Esta variante fué detectada en los Estados Unidos en enero 2021. P.1 fué inicalmente identificado en viajeros de Brasil, quienes fueron testeados durante un chequeo rutinario en el aeropuerto en Japon, a inicios de enero.
  • B.1.617.2 (Delta): Esta variante fué primeramente detectada en los Estados Unidos en marzo 2021. Fué inicialmente identificado en la India en diciembre 2020.
  • B.1.1.529 (Omicron): Identificada primero en Sudáfrica.

Estas variantes parecen esparzirse más fácilmente y rápidamente que otras variantes, que puede llevar a más casos de COVID-19. Un incremento en el número de casos pondrá mayor presión en la atención sanitaria, llevando a más hospitalizaciones, y potencialmente más muertes.

Actualmente, los estudios sugieren que las vacunas autorizadas funcionan con las variantes que están circulando. Los científicos continuarán estudiando estas y otras variantes.

Cuán comunes son estas variantes

La CDC monitorea las múltiples variantes que están circulando en los Estados Unidos y provee un estimado de cuan comunes son en la nación y a nivel regional. Estos datos pueden cambiar en el tiempo a medida que se disponga de más información.

Basados en los datos actuales, la variante B.1.1.7 es la variante mas común en todo el pais.

Rastreador de variantes del Coronavirus (en inglés)

Axios Media

Las nuevas variantes del SARS-CoV-2 se están esparciendo rápidamente en los Estados Unidos. Estas variantes están siendo estudiadas porque podrian ser más contagiosas, causar enfermedad más severa, o reducir la eficacia de las actuales vacunas. El rastreador en línea le brinda la información clave que usted necesita saber.

Más informacion aquí

Omicrón

La pandemia de crisis sanitaria COVID-19 sigue siendo una pandemia mundial en curso. Ha habido grandes brotes de nuevas variantes en todo el mundo. A principios de este año, la variante más destacada fue la variante Delta, que era dos veces más contagiosa que las variantes anteriores y representó más del 58% de los casos de COVID-19 en los EE. UU.A partir de noviembre de 2021, ha surgido una nueva variante. Es probable que la variante Omicron se propague más fácilmente que el virus SARS-CoV-2 original y se desconoce la facilidad con la que Omicron se propaga en comparación con Delta. Los CDC esperan que cualquier persona con infección por Omicron pueda transmitir el virus a otras personas, incluso si están vacunadas o no tienen síntomas.

Se espera que las vacunas actuales protegen contra enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes debido a la infección con la variante Omicron. Sin embargo, es probable que ocurran infecciones irruptivas en personas que están completamente vacunadas. Con otras variantes, como Delta, las vacunas han seguido siendo eficaces para prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muerte. La reciente aparición de Omicron enfatiza aún más la importancia de la vacunación y los refuerzos.

Los hispanos representan una mayor proporción de casos en relación con su proporción de la población total (27% frente a 17%), mientras que su proporción de muertes es más proporcional a su proporción de la población (18% frente a 17%). Según la KFF a diciembre de 2021, los hispanos representan una mayor proporción de personas vacunadas (19%) y personas que recibieron una vacuna recientemente (21%) en comparación con su proporción de la población total (17%). Las disparidades en las tasas de vacunación se han reducido con el tiempo y casi se han cerrado para los hispanos. Las vacunas siguen siendo la mejor defensa contra COVID-19 y son altamente efectivas contra variantes.

Ahora estamos entrando en el tercer año de la pandemia de COVID-19. Nuestra mejor defensa es vacunarnos a nosotros mismos, a nuestros hijos y a nuestros seres queridos. La comunidad hispana debe continuar haciendo nuestra parte para proteger a nuestra comunidad y vacunarnos.

Tenemos las herramientas para luchar contra Omicrón

Las vacunas siguen siendo la mejor medida de salud pública para proteger a las personas del COVID-19, la transmisión lenta y reducir la probabilidad de que surjan nuevas variantes. Las vacunas COVID-19 son muy eficaces para prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muerte. Actualmente, los científicos están investigando Omicron, incluyendo qué tan protegidas estarán las personas completamente vacunadas contra infecciones, hospitalizaciones y muerte. Los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 5 años se protejan del COVID-19 vacunándose por completo. Los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 18 años deben recibir una vacuna de refuerzo al menos dos meses después de su vacuna inicial J & J / Janssen o seis meses después de completar su serie de vacunación primaria COVID-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna.

Las máscaras ofrecen protección contra todas las variantes. Los CDC continúan recomendando el uso de una máscara en entornos públicos cerrados en áreas de transmisión comunitaria considerable o alta, independientemente del estado de vacunación. Los CDC brindan consejos sobre las máscaras para las personas que desean obtener más información sobre qué tipo de máscara es adecuada para ellos según sus circunstancias.

Las pruebas pueden indicarle si actualmente está infectado con COVID-19. Se utilizan dos tipos de pruebas para detectar una infección actual: pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAAT) y pruebas de antígenos. Las pruebas de NAAT y de antígenos solo pueden indicarle si tiene una infección actual. Las personas pueden usar la herramienta de prueba viral COVID-19 para ayudar a determinar qué tipo de prueba buscar. Se necesitan pruebas adicionales para determinar si su infección fue causada por Omicron. Visite el sitio web de su departamento de salud estatal, tribal, local o territorial para buscar la información local más reciente sobre pruebas.

Las autopruebas se pueden usar en casa o en cualquier lugar, son fáciles de usar y producen resultados rápidos. Si su autoexamen tiene un resultado positivo, quédese en casa o aísle durante 10 días, use una máscara si tiene contacto con otras personas y llame a su proveedor de atención médica. Si tiene alguna pregunta sobre el resultado de su autoprueba, llame a su proveedor de atención médica o al departamento de salud pública.

Hasta que sepamos más sobre el riesgo de Omicron, es importante utilizar todas las herramientas disponibles para protegerse y proteger a los demás.

Top